¿Quién mató a la MFyC?

Insomne leo entradas antiguas y blogs diversos, y me espanto. Cuanto más tiempo paso en la atención primaria pública más claro lo tengo. La culpa es de los médicos, que en lugar de hacer programas de salud comunitaria y “salir a la calle” se trajeron a la comunidad y a la calle a la consulta, generando una población hiperdemandante, dependiente del médico para todo y con unos programas de prevención insostenibles cuando no yatrogénicos. Eso sí, qué rollo los domicilios…

Aquella época no tan lejana en que un médico de familia se sacaba la carrera de Derecho en su consulta vacía… Y la culpa como siempre del gobierno.

Ya hay gente que se lamenta de cómo se gestionó la Atención Primaria cuando se gestaron los EAP. Vale. Ahora soluciones, no auto compasión. Y tres hurras por el Coordinador, director o lo que digan que sea del CS donde he estado hasta la semana pasada. Esa es la actitud.

Tengan ustedes buenos días 🙂

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Atención Primaria, Blogs, Profesión, Sanidad, Vocación profesional y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Quién mató a la MFyC?

  1. fguzon dijo:

    Leo en Twiiter este de @arenaskray a propósito de este post:
    ¿Quién mató a la MFyC? http://wp.me/p14Pal-9h vía @disparibus Simple, conciso directo y claro, pero a muchos sentará a cuerno quemado…
    Dije que contestaría y ahí va la respuestas.
    Creo que demasiado conciso.
    Creo que tu eres de especializada, yo soy primario.
    Y creo que la Atención Primaria, que no la MdF que se establece en España en 1984 a través del Real Decreto de Estructuras Básicas de Salud es algo más complejo que decir medicina de familia.
    Idea que viene de Alma-Ata en 1978.
    Como bien sabes los médicos de familia antes de APS erran médicos de cabecera de cupo y dos horas y media de consulta, no más y médicos de pueblo de estar todo los días en él.
    Se establece un nuevo modelo, un nuevo paradigma que se dice ahora por el que se van a atender a los pacientes de una forma integral, longitudinal, accesible y coordinada (se supone que con especializada)
    Y tengo que reconocer que esto no ha sido así.
    Culpables : entre todos la mataron y ella solo se murió.
    Los primeros lógicamente los médicos. No hemos sido todos iguales. La variabilidad ha sido tanta que ha justificado, al igual que ha ocurrido en el NHS y que ha sido una de los justificaciones para su reforma,
    Los segundos o primeros, como quieras, los directivos, que han sido incapaces de obtener la eficiencia que se supone que se iba a conseguir. Fuera con ellos. Curiosamente son los que propugnan y quieren dirigir el nuevo modelo de Atención al Enfermo Crónico, que yo más que Estrategia, la llamaría Táctica de algunos para seguir en el “candelabro” o candelero.
    Y finalmente las sociedades científicas. Tres sociedades, tres, que han estado todos estos ellos viviendo de la Atención Primaria y no sirviendo a la Atención Primaria.
    Han sido empresas que han vivido de cursos, publicaciones, congresos. Que al final han visto que el negocio se acababa y han sido incapaces siquiera de establecer una táctica común para sobrevivir. No lo lamento.
    Pero no hay que olvidar la otra parte del negocio. Especializada.
    Hemos creado la generación de médicos de familia mejor formados de la historia, que han trabajado o querido trabajar y no han podido. Y a veces incluso con la idea de algunos compañeros de especializada que en ocasiones han seguido considerando al médico de famiia. MAP ahora, como el médico de hacer papeles, hacer recetas y volantes.
    Eso también tendrían que mirárselo algunos.
    Y ahora estamos donde estamos. En el inicio de la liquidación del Sistema Nacional de Salud.
    Del establecimiento de una sanidad básica, de beneficencia, y otra de aseguramiento voluntario, si se puede.
    Por cierto en esta sanidad sobran médicos, y sobre todo en especializada.
    Para ganar lo mismo que ahora va a haber que trabajar más, pero menos con el tiempo.

    Los párrafos primero y segundo ni entro a comentarlos. Desde la culpa al final, no se a que te refieres. Creo que ni tu mismo lo sabes. Y no recuerdo yo, y soy mayor que tu, esa época en la que se sacaba la carrera de derecho en la consulta.
    Un saludo

    Me gusta

  2. caeteris dijo:

    Wow!! Impresionante. En el fondo, he de decirte que estamos 99% de acuerdo, si me lees con ojos de entenderme. Sólo voy a matizar tu comentario, con ánimo constructivo.

    Te diriges a mí en masculino. Significa que no te has molestado en ver en el encabezamiento quién firma el post, ni quién hay detrás de quien lo firma, que jamás se ha escondido y que ha colgado entradas bastante jaleadas a la vez que cáusticas contra el sistema.

    Asímismo “me acusas” de especialista. Bien dices, amigo Sancho, pues guardo cual tesoro un precioso título de “MEDICO ESPECIALISTA EN MEDICINA FAMILIAR Y COMUNITARIA” (en realidad pone MEDICA pero como yo no digo futbolisto, la médica la seguirá impartiendo Jimeno hasta que se jubile porque Manso murió). Y digo que bien dices, porque muchos médicos “de cabecera” no poseen tal título de especialista, que otros sí ostentamos además de por vocación, por obligación, pues otra Marea Blanca ya hubo, la del 6=0… cuán frágil es la memoria humana…

    Mi vocación por la Medicina de Familia comenzó cuando cursé esta ASIGNATURA durante la CARRERA de Medicina en la Universidad de VALLADOLID, que ni es la “Complu” ni la “Autónoma ni la de Navarra, pero de la que estoy muy orgullosa, y mis compañeros de residencia en el Clínico San Carlos de Madrid me miraban incrédulos cuando yo daba por aprendidas, de mano de Verónica Casado, todo eso de Entrevista Clínica, Fundamentos de Atención Primaria etc etc… que tan bien describes. Mis prácticas en la Casa del Barco eran de MF de verdad: historias familiares en la que a la nieta se le pregunta por la tolerancia al tto HTA de la abuela, etc etc.

    Podría darte nombre y apellidos del médico que sacó la carrera de derecho en un centro de la periferia de Valladolid hace… 15 años (sapristi!). Pero no procede, señor juez.

    Y toda esa vocación y ganas de hacer bien las cosas se diluye y se convierte en rabia y despecho cuando la m… del PAPPS medicaliza a la sociedad, creando preenfermos, gastando recursos, llenando la consulta de no se sabe qué y los enfermos de verdad esperan 3 y 4 días a ser vistos, cuando el médico se dedica a imprimir vales descuento y no sabe la implicación médico-legal de una baja laboral, cuando un suplente se ve 120 pacientes en una mañana (sí señores, 2 “cupos” seguidos, ole mis castañuelas), y hablando de cupos, ¿Quién los inventó? ¿Qué hay de las igualas aquellas? Hmmmmm la memoria humana…

    No voy a meterme a hablar de quién sobra. Desde luego, yo me dí cuenta de que en esa vorágine sobraba yo, y al acabar la residencia me fui. Ahora soy una mercenaria. Cuando las cosas se ven desde fuera y entras, pero sales, se ve distinto. Sobran quejicas. Sobran bolis. Y en esta respuesta, ya, sobran las palabras.

    Espero que haya quedado más claro. Aquí todos tenemos Alma, pero atar, nadie me Ata.
    Salvo Disparibus 🙂

    Me gusta

  3. fguzon dijo:

    En primer lugar disculpas.
    Conozco este blog a raíz de una entrada
    https://disparibus.wordpress.com/2011/12/12/pediez/
    Casualmente estaba en un curso de Neurología del Hospital Clínico de Valladollid.
    Priemer encuentro en “OK corral”
    Conozco de esta entrada a través de un tuit de @arenaskay y escribo lo que escribo.
    En ese momento no sabía que había dos autores, caeteris y dispáribus.
    En la respuesta de el tuit con en enlace a tu Twitter descubro que quién ha escrito esto es una y no uno. De haberlo sabido mi respuesta hubiese sido otra.
    Del primer post hago la deducción (manía mía la de deducir sin tener todos los datos) y deduzco que lo ha escrito alguien de especializada. Claro está que en especializada hay médicos y hay gestores.
    Creo que de esto del nuevo modelo se un poco. 28 años observando, e interesándome; habiéndola visto nacer a nivel de estructura central y periférica me permite pensar, que con y sin modestia, se algo del tema.
    Y fíjate si seré viejo que Ampar.. y Tinuc.. y Carmen F. y Rup. y Elis.. de Casa del Barcop han sido compañeros. En efecto buen sitio.
    Y me hablas de mi amigo Antonio y de mi compañero José María por el que todos hemos llorado.
    Pero ahora vamos a que tenemos un l antiguo modelo de Atención Primaria de Salud: algo que pudo y debió ser y no ha llegado a ser. Excelentes profesionales de MdF que quisieron ser y no les dejamos (14 me enseñaron a mi más de lo que les pude enseñar).
    Y te aseguro que a mi esto me produce dolor.
    Y volviendo a las culpas como esto lo leemos cuatro raros, y la mayoría ni sabe de su existencia (no hablo del Blog, sino de la Web 2.0 medicina, Twitter, Línkedin, etc) de los que están y viven de ello desde hace 28 años, puedo decir que los mayores culpables de que esto haya fracasado somos nosotros. Los MdF que nos colocamos (no lo soy, pero como si lo fuese) de 1984 a 1988 y que ahora estamos a nueve o menos de la jubilación.
    Que íbamos a trabajar en equipo, a hacer diagnósticos de salud, a trabajar en la longitudinalidad, la integralidad, la accesibilidad, la coordinación la esfera bioppsicosocial del paciente, para que este pudiese ser el dueño de su salud. Ahora lo llamaos empoderamiento.
    Y esto no ha sido. Ni va a ser.
    Culpables nosotros, en primer lugar
    En segundo y tercer lugar los directivos que han sido incapaces de sacárnoslo y las sociedades que han vivido de la AP y no para la AP.
    Pero ha sido así y creo que no podemos volver atrás.
    Y el nuevo modelo de la Atención al Enfermo Crónico promete lo que no fuimos, pero ahora lo vamos a ser vía privatización. Si con eso la generación perdida de médicos de familia consigue trabajar, igual no es tan malo. Pero desde luego peor de lo que debimos ser.
    Y una palabra para mi clave en todo esto es la variabilidad. Cada uno ha hecho lo que ha querido y como ha querido. Lo ha hecho bien y no se lo han agradecido , o no ha hecho nada, incluso ha hecho una carrera en el medio, y no le ha pasado nada.
    Es más, cuando a este no le dejaban estudiar, decía que los pacientes abusaban y que tendrían que pagar.
    A ver si nos vemos la próxima.
    Un saludo y gracias a los dos Caeteris y Dispáribus.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s