No va a ser el fin del Mundo

logo 2012

Ésta va a ser una historia anodina, no es un homenaje a alguien importante en mi vida, ni yo en la suya. A fin de cuentas, sólo soy una de las decenas de miles de personas que leen un cierto Blog a diario, no es para tanto.

Empieza a ser costumbre que para lo que más a menudo me pase por aquí sea para dar las gracias por algo. En tiempos de mudanza e inquietud por doquier, no está mal que al menos sean más fuertes los impulsos para escribir por algo positivo, que por tanto negativo que nos rodea. Y que conste que las ganas de escribir por lo último son muchas, muchas, muchas

Hace como cosa de dos años que Miguel Ángel Máñez, aunque él no lo sepa, me introdujo en la globosfera sanitaria, sus escritos de “Salud” y sus “Cosas” pasaron en seguida a ser una de mis lecturas de cabecera. Nunca he sido mucho del “New England”, la verdad… En seguida apareció a su lado en referencias de blogs, en Twitter y demás aledaños la imagen de Iñaki y su blog “Sobrevivirrhhé”. Miguel e Iñaki, sí, como uña y mugre, para mí eran LA pareja. De hecho.

Pero me resistía a suscribirme al blog de Iñaki; así de refilón, lo veía algún día y me parecía que andaba contando sus peripecias por Budapest, de vacaciones o algo así. “Pues vaya un Gurú de miér..coles”, “el día que yo me ponga…”, “estos no tienen ni idea, cuando yo…”

Y una leche. Me ponga los zapatos del color que me los ponga, incluso que sean los de tacón cubano, ya sabéis a qué altura podría llegarle. Llegamos ilusionados y con ganas de conocernos ambos al 2CBS, y no nos defraudamos. Todo el ingenio y buen rollo que derrochamos en el mundo virtual confirmó en el momento cúlmen de “desvirtualizarnos” lo que éramos en realidad: un par de introvertidos que tenían muy pocas cosas que contarse en persona. ¿Qué te pensabas, que todo en la vida son flechazos y amores a primera vista en el mundo virtual? 😛

Lo cual no quita para que hubiera suficiente sintonía: ganas de compartir y aprender, de pasarlo bien con lo que hacíamos. Un día a un tuit de esos de desaliento por la situación del momento, le contesté en privado con algo así como:

- ¡¡¡No nos prives de tus «Jajaja-tuits», que nos hacen mucha falta!!!

Otro día, era él quien me daba ánimos cuando sabía que había decidido dejar de ser funcionario, porque tenía que dejar de serlo, pero que la opción laboral que tenía ante mí era enormemente sombría, como se acabó confirmando.

Eso y dos copas más… encuentros fugaces, lo nuestro no da para más, pero estamos ahí, nos importamos. Bueno, al menos en lo que me toca, me importa.

Y va el tío y dice que lo deja. Vale, tampoco va a ser el Fin del Mundo, que ése toca mañana creo. 😉

Me imagino la retahíla de adhesiones homenajes, agradecimientos, alabanzas, deseos de éxito en los proyectos de futuro en los que se va a ver envuelto… ¡y que se desenvuelva bien! Besos a tu “Spiderboy” y tu “inFanta”, que escampe la tormenta, y sobre todo, que no cojas mucha grasa, y ayudes a tu alrededor a “desatocinar” unos cuantos.

¡Ah, sí! Que muchas gracias, que es para lo que empecé a escribir. Ni me despido, mira, simplemente creo que vas a estar de mudanza, como yo ahora mismo, nos veremos en cualquier otro lugar, en cualquier otro momento. Que no, que no va a ser el fin del Mundo.

Un (enorme) abrazo introvertido.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Blogs, Generalidades Web 2.0 y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a No va a ser el fin del Mundo

  1. Pingback: Domingo de blogs: entre el espanto y la ternura | Salud y Bienestar Online

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s